fbpx Saltar al contenido

Tratamiento Nutricional Para Diabetes Mellitus Tipo 2

Hola amigos, en alguna ocasión has escuchado que eres lo que comes? pues esa frase es cierta, si comemos muy mal, como estaremos? hoy te hablare del tratamiento nutricional para llevar la diabetes mellitus, te diremos que puedes y que no comer. Nosotros aquí te enseñaremos a como cuidarte, solo debes leer este post hasta el final, te sorprenderás… Hay información que ningún medico te querrá contar.

La diabetes es una enfermedad crónica que requiere un enfoque integral en términos de atención para prevenir complicaciones agudas y a largo plazo. El manejo nutricional para pacientes diabéticos ha evolucionado durante 100 años a medida que la base fisiopatológica de las complicaciones derivadas de la diabetes se hace más explícita.

La terapia nutricional médica es extremadamente importante para pacientes diabéticos y pacientes prediabéticos para que se pueda lograr un control glucémico adecuado.

Las consultas individuales con un dietista registrado bien versado en nutrición diabética son las más preferibles, como se ha demostrado en estudios realizados en Pakistán y Hungría, que demostraron la utilidad de un dietista para mejorar la adherencia dietética.

El tratamiento nutricional debe ser sensible a las necesidades personales del paciente y al esfuerzo que el paciente está dispuesto a realizar para hacer el cambio de alimentación de forma adecuada.

Tratamiento Nutricional Para Diabetes Mellitus Tipo 2

Tratamiento Nutricional Para Diabetes Mellitus Tipo 2

Lo que comes hace una gran diferencia cuando tienes diabetes mellitus tipo 2. Cuando elabore su dieta, hay 4 aspectos clave en los que centrarse son los carbohidratos, la fibra, la grasa y la sal. Esto es lo que debes saber sobre cada uno de ellos.

Carbohidratos

Los carbohidratos te dan combustible. Afectan su azúcar en la sangre más rápido que las grasas o las proteínas. Obtendrás principalmente de ellos:

  • Leche y yogurt.
  • Pan, cereal, arroz, pasta.
  • Las verduras que contienen almidón como papas, maíz y frijoles.

La mayoría de los carbohidratos son simples, uno de ellos es el azúcar. Otros son complejos, asi como los que se hallan en las nueces, los frijoles, las verduras y granos enteros. Los que son complicados son los mejores para usted, ya que su cuerpo tarda más en digerirlos. Te dan energía y fibra constantes.

Es posible que haya oído hablar de “recuento de carbohidratos”. Eso significa que realiza un seguimiento de los carbohidratos azúcar y almidón que consume todos los días. Contar los gramos de carbohidratos y dividirlos de manera uniforme entre las comidas lo ayudará a controlar su nivel de azúcar en la sangre.

Si consume más carbohidratos de los que puede administrar su suministro de insulina, su nivel de azúcar en la sangre aumenta. Si come muy poco, su nivel de azúcar en sangre puede caer demasiado bajo. Puede gestionar estos cambios sabiendo cómo contar los carbohidratos. Una porción de carbohidratos equivale a 15 gramos de carbohidratos.

Un dietista registrado puede ayudarlo a descubrir un plan de conteo de carbohidratos que satisfaga sus necesidades específicas. Para los adultos, un plan típico incluye de dos a cuatro porciones de carbohidratos en cada comida, y de uno a dos como refrigerios.

Puede recoger casi cualquier producto alimenticio del estante, leer la etiqueta y usar la información sobre gramos de carbohidratos para adaptar el alimento a su plan de comidas de diabetes tipo 2.

Cualquiera puede usar conteo de carbohidratos. Es más útil para las personas que toman más de una inyección diaria de insulina, usan la bomba de insulina o desean más flexibilidad y variedad en sus elecciones de alimentos

Fibra

Obtiene fibra de alimentos vegetales: frutas, verduras, granos integrales, nueces, frijoles y legumbres. Ayuda con la digestión y el control del azúcar en la sangre. Se siente más lleno, por lo que come menos, lo cual es una ventaja si necesita perder peso.

Las personas que comen dietas altas en fibra tienden a ser menos propensas a tener presión arterial alta y enfermedad cardíaca. La mayoría de los estadounidenses no comen suficiente fibra. Así que concéntrese en estos alimentos:

  • Frutas y vegetales frescos.
  • Frijoles secos y guisantes cocidos.
  • Panes integrales, cereales y galletas.
  • Arroz integral.
  • Alimentos de salvado.

Lo mejor es obtener fibra de los alimentos. Pero si no puede obtener suficiente, entonces tomar suplementos de fibra puede ayudar. Los ejemplos incluyen psyllium, methylcellulose, wheat dextrin y calcium polycarbophil. Si toma un suplemento de fibra, aumente la cantidad que toma lentamente.

Esto puede ayudar a prevenir gases y calambres. También es importante beber suficientes líquidos cuando aumente la ingesta de fibra.

Grasa

La diabetes te hace más propenso a contraer enfermedades cardíacas. Por lo tanto, querrá limitar la grasa no saludable como la grasa saturada y las grasas trans. Las principales fuentes de grasas saturadas son el queso, la carne de res, la leche y los productos horneados.

Evite las grasas trans, que son malas para su corazón. Verifique la lista de ingredientes para aceites “parcialmente hidrogenados”. Además, sepa que si un producto dice “0 gramos de grasas trans”, en realidad puede tener hasta medio gramo de grasas trans por porción.

Para una dieta saludable:

  • Elija cortes magros de carne.
  • No freír las comidas. En cambio, puede hornear, asar, asar, asar o hervir.
  • Elija productos lácteos bajos en grasa o sin grasa. Inclúyalos en su conteo diario de carbohidratos.
  • Use un aerosol de cocina vegetal o una margarina reductora del colesterol que contenga estanoles o esteroles.
  • Elija aceites vegetales líquidos en lugar de grasa animal.

Un dietista registrado puede darle más información sobre cómo prepararse y elegir las grasas adecuadas para usted.

Sal

La diabetes aumenta el riesgo de tener presión arterial alta. Demasiada sal puede aumentar ese riesgo. Su médico o nutricionista puede pedirle que limite o evite:

  • Sal y sal sazonada o condimentos salados.
  • Mezclas en caja de papas, arroz y pasta.
  • Carnes enlatadas.
  • Sopas y verduras enlatadas con sal.
  • Alimentos curados o procesados.
  • Ketchup, mostaza, aderezos para ensaladas, otros productos para untar y salsas enlatadas.
  • Sopas, salsas y salsas empacadas.
  • Alimentos encurtidos.
  • Carnes procesadas: carne de almuerzo, salchichas, tocino y jamón.
  • Bocadillos salados.
  • Glutamato monosódico (MSG).
  • Salsas de soya y carne.

¿Qué Condimentos Pueden Reemplazar La Sal?

Las hierbas y las especias mejoran los sabores naturales en los alimentos sin usar sal. Haga estas mezclas para carnes, aves, pescado, verduras, sopas y ensaladas.

Consejos De Cocina Baja En Sal

  • Use ingredientes frescos y alimentos sin sal añadida.
  • Para las recetas favoritas, es posible que deba usar otros ingredientes y cortar o usar menos sal.
  • Prueba el jugo de naranja o de piña como base para los adobos de carne.
  • Verifique el sodio en las etiquetas de los alimentos.
  • Elija entradas congeladas que tengan 600 miligramos o menos de sodio. Limítese a una de estas entradas congeladas por día.
  • Use verduras enlatadas frescas, congeladas y sin sal. Enjuáguelos primero.
  • Si compra sopa enlatada, busque las que sean bajas en sodio.

Evite los condimentos mixtos y las mezclas de especias que incluyen sal, como la sal de ajo.

Comparte si te gusto nuestro post de Tratamiento Nutricional Para Diabetes Mellitus,  recuerda estamos para ofrecerte la mejor información, déjanos tu comentario que opinas?