fbpx Saltar al contenido

Porque La Diabetes Produce Ceguera

Con el tiempo, los altos niveles de glucosa en la sangre provocan daños en la retina, la capa en la parte posterior del ojo que captura imágenes y las envía como señales nerviosas al cerebro. Si la retinopatía diabética se desarrolla depende en parte de qué tan altos han sido los niveles de azúcar y cuánto tiempo han estado por encima de un rango objetivo, en este post te mostraremos porque la diabetes produce ceguera, así que pilas!

Otras cosas que pueden aumentar su riesgo de retinopatía incluyen presión arterial alta, embarazo, antecedentes familiares de la afección, enfermedad renal, colesterol alto y si fuma. Las primeras etapas del daño a la retina se llaman retinopatía no proliferativa.

Primero, pequeños vasos sanguíneos llamados capilares en la retina desarrollan áreas debilitadas en sus paredes llamadas microaneurismas.

Porque La Diabetes Produce Ceguera

Porque La Diabetes Produce Ceguera

Cuando los glóbulos rojos escapan a través de estas paredes debilitadas, pequeñas cantidades de sangrado (hemorragias) se vuelven visibles cuando la retina se ve a través de un instrumento llamado oftalmoscopio.

Para ver claramente su retina, el oftalmólogo agrandará sus pupilas que sirven como una ventana a la parte posterior de su ojo y también puede usar un tinte especial para ayudar a identificar los vasos sanguíneos que pueden estar goteando.

El líquido de la sangre también escapa, lo que lleva a “exudados duros” amarillentos. Este tipo de daño no causa problemas con la visión a menos que algo del líquido que se escapa esté cerca de la mácula. La mácula es el área de la retina que es responsable de la visión central.

Un oftalmólogo que se especializa en el tratamiento de problemas retinianos intentará detener la fuga de sangre mediante el uso de un láser en un proceso llamado fotocoagulación. Al usar un láser seleccionado apropiadamente, su oftalmólogo puede sellar los pequeños vasos sanguíneos que pueden filtrarse cuando una persona tiene retinopatía proliferativa y no proliferativa.

Más recientemente, los oftalmólogos han estado usando medicamentos inyectables para tratar la fuga de retina.

Retinopatía Tardía

Las últimas etapas de la lesión de la retina se llaman retinopatía proliferativa, porque los nuevos vasos sanguíneos frágiles crecen para abastecer las áreas dañadas de la retina. Estos nuevos vasos sanguíneos pueden sangrar en el gel vítreo, el área llena de gel en frente de la retina. Con el tiempo, el tejido cicatricial que se forma por el sangrado puede provocar que la retina se desprenda de la pared del ojo desprendimiento de retina y cause pérdida de visión.

La retinopatía proliferativa severa se puede tratar con cirugía láser para salvar la visión. Su oftalmólogo puede usar una terapia láser más agresiva, llamada fotocoagulación dispersa (pan-retinal). Este proceso es más completo que el utilizado en la fotocoagulación localizada. Y puede requerir más tratamientos individuales.

Pero le permite a su médico minimizar el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la parte posterior de la retina. La retinopatía proliferativa severa también se puede tratar con medicamentos que disminuyen el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en la retina.

El crecimiento de estos vasos se desencadena por una proteína llamada factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF). Los medicamentos anti-VEGF, como el ranibizumab (Lucentis), bloquean los efectos del VEGF.

Los tratamientos con láser no siempre funcionan en el tratamiento de la retinopatía proliferativa. Si tiene desprendimiento de retina o hemorragias que no se pueden reparar, su especialista en retina necesitará utilizar una técnica quirúrgica para intentar restaurar su visión.

Esta técnica quirúrgica, llamada vitrectomía pars plana, intenta reparar la retina y reducir la hemorragia. Al igual que muchas técnicas quirúrgicas, tiene varios riesgos y es mucho más probable que dañe el ojo que la cirugía con láser.

Si el líquido se filtra cerca de la mácula, puede afectar la visión. Esto se llama edema macular. A medida que la retinopatía se vuelve más severa, algunas partes de los capilares anormales se pueden cerrar.

Esto mata partes de la retina que los capilares suministraron previamente con sangre. Estas pequeñas partes dañadas de la retina se llaman manchas de “algodón” y se pueden ver con un oftalmoscopio.

¿Qué Causa La Retinopatía Diabética?

El nivel alto de azúcar en la sangre a través de la diabetes se asocia con daños en los pequeños vasos sanguíneos de la retina, lo que lleva a la retinopatía diabética. La retina detecta la luz y la convierte en señales enviadas por el nervio óptico al cerebro. La retinopatía diabética puede causar que los vasos sanguíneos en la retina pierdan líquido o hemorragia (sangrado), distorsionando la visión.

En su etapa más avanzada, los nuevos vasos sanguíneos anormales proliferan (aumentan en número) en la superficie de la retina, lo que puede provocar cicatrices y pérdida celular en la retina.

Con un manejo agresivo de su afección, manteniendo su nivel de azúcar en la sangre dentro del rango objetivo y controlando la presión arterial, junto con el examen regular de su visión, es posible que pueda prevenir o retrasar la ceguera.

La retinopatía diabética puede progresar a través de 4 etapas

  • Retinopatía no proliferativa leve: Pequeñas áreas de hinchazón similar a un globo en los diminutos vasos sanguíneos de la retina, llamadas microaneurismas, ocurren en esta etapa temprana de la enfermedad. Estos microaneurismas pueden filtrar líquido en la retina.
  • Retinopatía moderada no proliferativa: A medida que la enfermedad progresa, los vasos sanguíneos que nutren la retina pueden hincharse y distorsionarse. También pueden perder su capacidad de transportar sangre. Ambas afecciones provocan cambios característicos en la apariencia de la retina y pueden contribuir al DME.
  • Retinopatía no proliferativa severa: Muchos más vasos sanguíneos están bloqueados, privando el suministro de sangre a las áreas de la retina. Estas áreas secretan factores de crecimiento que señalan la retina para hacer crecer nuevos vasos sanguíneos.
  • Retinopatía diabética proliferativa (PDR): En esta etapa avanzada, los factores de crecimiento secretados por la retina desencadenan la proliferación de nuevos vasos sanguíneos, que crecen a lo largo de la superficie interna de la retina y en el gel vítreo, el líquido que llena el ojo.

Los nuevos vasos sanguíneos son frágiles, lo que los hace más propensos a tener fugas y sangrado. El tejido cicatricial que lo acompaña puede contraerse y causar un desprendimiento de retina, la separación de la retina del tejido subyacente, como el papel tapiz que se desprende de la pared. El desprendimiento de retina puede llevar a la pérdida permanente de la visión.

Otros Problemas Oculares

Las personas que tienen diabetes también corren el riesgo de tener otros problemas, como cataratas y glaucoma, que dañan la visión. También están en riesgo de una forma grave de glaucoma llamado glaucoma neovascular.

Las cataratas son frecuentemente causadas por una exposición al sol durante toda la vida, y la diabetes acelera su formación. La siguiente tabla describe las principales causas de la ceguera en personas que tienen diabetes.

Si nota problemas con su visión, debe buscar inmediatamente la evaluación médica de un oftalmólogo. Los exámenes oculares regulares están destinados a detectar cualquier retinopatía en la etapa no proliferativa, donde aún puede tratarse con una buena probabilidad de éxito.

Si la retinopatía no proliferativa no se detecta y se trata temprano, puede progresar a la retinopatía proliferativa. Durante la retinopatía proliferativa, su cuerpo trata de corregir los microaneurismas. Para reemplazar los vasos sanguíneos que se han roto o filtrado, comienzan a formarse nuevos vasos sanguíneos.

Estos vasos sanguíneos son frágiles y pueden romperse fácilmente, causando sangrado en el medio del ojo y nublando la visión. También forman tejido cicatricial que puede tirar de la retina y hacer que la retina se desprenda de la pared del ojo.

Espero nuestro post te haya ayudado a entender las las razones por las cuales la diabetes causa ceguera, déjanos tu comentario opinando al respecto, nos encanta que participes con nosotros, leemos todos sus comentarios. ¡Comparte!