fbpx Saltar al contenido

Dietas Para Diabetes Gestacional en el Embarazo

La diabetes gestacional es un padecimiento que surge durante el embarazo en mujeres a las que producto del descontrol hormonal que aparece durante esta etapa.

En caso de este padecimiento es importante eliminar los hidratos de carbono ya que contienen glucosa o azucares de rápida absorción.  Por lo que es importante mantener una dieta adecuada para evitar que este padecimiento traiga complicaciones a medida que pase el tiempo.

Para que esta dieta sea equilibrada deben consumir una amplia variedad de alimentos que resulten saludables y provechosos para el embarazo.

Dietas Para Diabetes Gestacional

Dietas para diabetes gestacional

En ámbitos generales debes consumir.

  • Gran cantidad de verduras y frutas enteras.
  • Grasas magras y proteínas en cantidades moderadas.
  • Granos, cereales, pasta y arroz, maíz y arvejas en cantidades moderadas.
  • Evitar alimentos que contengan mucha cantidad de azúcares como las gaseosas, y los pasteles convencionales.

Otra de las recomendaciones para las mujeres que se encuentren padeciendo diabetes gestacional es no saltarse ninguna comida, debes comer al menos tres comidas diarias, y por lo menos uno o dos refrigerios.

Mantener el nivel de consumo de carbohidratos, grasas y proteínas nivelados en cantidad diariamente, ya que eso puede colaborar en el mantenimiento de sus niveles de azúcar en la sangre estable.

Los carbohidratos de la dieta de una mujer con diabetes estacional deben corresponder a menos de la mitad de las calorías consumidas en el día.

Las verduras constituyen una excelente opción de alimento para ayudar a disminuir el nivel de glucosa en la sangre.

La medición de los carbohidratos de los alimentos se realiza en gramos, por lo que es más sencillo aprender a hacer el conteo de carbohidratos para tu dieta diaria tomando en cuenta los alimentos que consumes, ya que si son empacados siempre contienen una tabla de medición con esos datos. 

Granos, Legumbres y Verduras Con Contenido De Almidón En Sus Componentes

De estos alimentos se recomienda consumir entre 4 a 6 porciones en su dieta diaria.

Una porción es equivalente a:

  • Una hogaza de pan.
  • 28 gramos o lo que es lo mismo, una onza de cereal listo para el consumo.
  • 125 gramos o media taza de arroz o pasta ya cocidos.
  • 1 pan inglés o 1 pan francés.

En cuanto al consumo de verduras y hortalizas, debes mantener la ingesta de unas 3 a 5 porciones diarias en tu dieta.

  • Una taza, o el equivalente de 340 gramos de hortaliza de hoja verde cruda.
  • Una taza o 340 gramos, que es lo mismo. De hortaliza de hoja verde cocida.
  • ½ taza o 170 gramos diarios de otras hortalizas crudas o cocidas.

Entre los vegetales que resultan saludables para el consumo dietético de una mujer con diabetes gestacional, se encuentran las verduras frescas o congeladas sin añadidura de salsas, grasas trans o sal.

Hortalizas cuyo color sea verde oscuro o amarillo, como por ejemplo la zanahoria, la espinaca, el brócoli o la lechuga romana.

En cuanto al consumo de fruta recomendado para las futuras madres que padezcan diabetes gestacional, debemos tomar en cuenta que el consumo diario debe mantenerse entre 2 y 4 porciones diarias, lo cual es equivalente a:

  • Una fruta, ya sea banana, manzana, naranja o mandarina, entera mediana,
  • 170 gramos de fruta troceada, ya sea congelada, fresca, enlatada o cocida.
  • ¾ de tazas diarios de jugo de fruta natural, sin azúcar.

Sin embargo se recomienda en mayor medida el consumo de frutas enteras, antes que los jugos, esto se debe a que la fruta entera posee mayor contenido de fibra.

Las frutas cítricas siempre funcionan en esta dieta, porque su alto contenido de vitaminas son positivos para el sano desarrollo del embarazo.

Se debe tomar en cuenta que las frutas enteras, frescas o en jugos caseros poseen mayor valor nutricional que las frutas congeladas, empacadas o enlatadas, debido a que no han pasado por procesos industriales, además que son más sanas por no poseer conservantes químicos.

 Leche y productos lácteos derivados

Esta clase de productos son favorables por su contenido de minerales y calcio, sin embargo deben ser consumidos con conciencia ya que también pueden contener grasas que resultan negativas para los riñones que se encuentran tratando de asimilar el descontrol de la glucosa en la sangre de la embarazada.

Se recomienda el consumo máximo de cuatro porciones diarias de productos lácteos o derivados. Cada porción es equivalente a:

  • Una taza de yogur ligero o de leche descremada.
  • 45 gramos de queso natural.
  • 2 onzas de queso procesado, queso crema o queso fundido.

Las opciones saludables de lácteos que se pueden incluir en la dieta de una paciente con diabetes gestacional incluye la leche o el yogur ligeros o descremados, evitar el yogur con edulcorantes o con azucares añadidas.

Recordando también que los lácteos son una excelente fuente de proteínas, calcio y fosforo, que durante el proceso gestacional son de alta importancia tanto para la embarazada como para el bebé que se encuentra en plena etapa de desarrollo.

Proteínas como carnes, pescado, legumbres y huevos.

Su consumo debe ser menor por el alto contenido de fibra que poseen, es por eso que se recomienda consumir solamente entre 2 y 3 porciones al día, tomando en cuenta que cada porción es equivalente a:

  • dos onzas de carne de res, pescado cocido o carne de aves.
  • Media taza de legumbres o frijoles cocidos.
  • un huevo.
  • Dos cucharadas de mantequilla de maní.

Cuando vaya a consumir carne de aves, como el pollo o el pavo, debe retirar la piel del mismo porque en esa área se almacena parte del tejido graso que no es beneficioso para su consumo dietetico.

En cuanto a la carne de res, carne de cerdo, la ternera o animales de caza en general, solo consuma los cortes más magros, para evitar ingerir contenido graso innecesario.

Retire con un cuchillo toda la grasa que resulte visible en sus cortes de carnes rojas.

Entre los tipos de cocción que puede usar para las carnes tiene: horneada, tostada, asada a la parrilla, pochada o hervida. Evite siempre freir sus carnes. Recuerde que los alimentos de este grupo son grandes fuentes de vitamina B, proteínas, zinc y hierro.

Consumo de grasas

En términos generales, una mujer que se encuentre padeciendo de diabetes gestacional debe limitar en lo posible el consumo de alimentos con grasas en su dieta.

Debe moderar la ingesta de mantequilla, margarinas, manteca vegetal o animal, el aceite de cocina, los aderezos de ensaladas y la mayonesa.

Evitar la comida rápida, ya que en su más amplia mayoría contienen  muy elevadas cantidades de grasas saturadas y polinsaturadas. Esto incluye: hamburguesas, papas fritas, hot dogs.

Evitar consumir tocino, quesos en grandes cantidades, sobre todo el queso amarillo o gouda.

Sin embargo aunque debe limitar su consumo No es recomendable que elimine el 100% de las grasas de su dieta diaria, esto es debido a que las grasas suministran cargas energéticas que son necesarias para el crecimiento además que son sumamente esenciales para el sano desarrollo del cerebro del bebé.

Debes usar aceites saludables como el aceite de canola, aceite de oliva, aceite de maní y aceite de girasol. Claro está, sin llegar en ningún momento a abusar de un consumo exagerado de los mismos en sus platos.

Siempre debe consultar a su médico tratante sobre los cambios que desee generar en su consumo dietético diario, ya que en cada embarazo se presentan características absolutamente diferentes que generan la necesidad de ingerir o dejar de comer algunos alimentos en específico.