fbpx

¿Cómo Se Toma La Cebolla Para La Diabetes?

Hola amigo, ¿Saben que pueden tomar las personas diabéticos? ¿Eres diabético y no sabes que puedes consumir? ¿La cebolla será buena para la diabetes? ¿Saben cómo tomarla? Aquí te diremos ¿Cómo se toma la cebolla para la diabetes? ¡No te lo pierdas!

Ya sea que los use como ingrediente principal, condimento y guarnición, las cebollas agregan sabor a una variedad de platos. Las cebollas son un alimento bajo en calorías y saludable para incluir en su dieta para diabéticos, que le proporciona fibra, hierro, potasio, vitamina C y otros micronutrientes.

¿Cómo Se Toma La Cebolla Para La Diabetes?

¿Cómo Se Toma La Cebolla Para La Diabetes?

Alguna evidencia sugiere que ciertos químicos en las cebollas pueden ayudarlo a mantener el control del azúcar en la sangre. Por lo general siempre utilizamos cebollas en nuestros hogares, es de costumbres comprarlos con frecuencia en el mercado y muchas personas casi la mayoría de las veces las tienen en sus cocinas como parte de sus dietas alimenticias.

No será para nada difícil consumir este alimento para bajar los niveles de azúcar en el cuerpo, sin embargo aquí te explicaremos mejor las propiedades que esta trae y como puedes utilizarla de una mejor manera para aprovecharla al máximo.

[su_carousel source=”category: 1″ link=”post” target=”blank” height=”240″ items=”2″]

Bajos En Carbohidratos Y Calorías

La American Diabetes Association recomienda que coma al menos 3 a 5 porciones de verduras al día. Agregar cebollas a sus sopas, guisos, sándwiches, ensaladas y guisos aumenta su ingesta de vegetales sin agregar un gran número de calorías o carbohidratos a su dieta.

Una media taza de cebollas picadas contiene 26 calorías y 5,9 g de carbohidratos. Las cebollas de almacenamiento, como las amarillas, blancas o rojas, contienen 16 calorías y 3.7 g de carbohidratos por media taza.

Cebollas Dulces

Las variedades de cebollas suaves o cebollas “dulces” son las favoritas de temporada. En comparación con las cebollas de almacenamiento, las cebollas dulces tienen un mayor porcentaje de agua y una menor concentración de sustancias químicas que contienen azufre que imparten a las cebollas su acritud.

Sin embargo, la concentración de azúcar en las cebollas dulces frescas no es significativamente más alta que en las cebollas de almacenamiento. Por lo tanto, puede incluir cebollas dulces en su dieta para diabéticos sin preocuparse de que causen un aumento en su nivel de azúcar en la sangre.

Fibra

Como todas las verduras, las cebollas contienen fibra vegetal. Las cebollas tiernas contienen un poco menos de fibra que las cebollas de almacenamiento, con 1.3 y 2.1 g por media taza, respectivamente. La fibra dietética ayuda a mantener los intestinos activos, previniendo el estreñimiento.

Si eres propenso al estreñimiento debido a problemas nerviosos relacionados con la diabetes, consumir los 25 a 30 g de fibra recomendados diariamente es especialmente importante. Además, una dieta alta en fibra puede ayudar a controlar el nivel de colesterol en la sangre, reduciendo el riesgo de enfermedad cardíaca.

Vitaminas Y Minerales

Las cebollas contienen una cantidad moderada de vitamina C o ácido ascórbico. Una media taza de cebolletas picadas le proporciona 9,4 mg de vitamina C; una porción similar de cebollas de almacenamiento contiene 15 mg. Otras vitaminas que se encuentran en cantidades significativas en las cebollas incluyen vitaminas A y K, folato y niacina. Su cuerpo también obtiene una variedad de minerales de las cebollas, que incluyen hierro, zinc, magnesio, potasio y fósforo.

Las cebollas contienen altas concentraciones de micronutrientes llamados flavonoides, un grupo de químicos derivados de plantas que tienen muchos efectos en la salud de su cuerpo. La quercetina es uno de los flavonoides más abundantes en las cebollas; otros incluyen incluyen cisteína y alil propil disulfuro. Los científicos biomédicos especulan que los flavonoides en las cebollas pueden afectar los niveles de glucosa en la sangre.

Efectos De Consumir Cebollas

En un estudio publicado en octubre de 2010 en la revista “Environmental Health Insights”, el farmacólogo Imad Taj Eldin y sus colegas informan que el consumo de cebollas frescas redujo los niveles de glucosa en sangre entre los diabéticos tipo 1 y tipo 2. Se necesita investigación adicional para determinar si las cebollas pueden ser una adición útil a la terapia nutricional de la diabetes.

Las cebollas son un alimento popular en todo el mundo y generalmente son seguras. Sin embargo, al igual que la mayoría de las cosas que se pueden consumir, existen efectos secundarios. Esto es particularmente preocupante si consume grandes cantidades de cebollas a diario.

Los síntomas asociados con la acidez estomacal pueden empeorar si ya tiene esta afección. Puede tener un mayor riesgo de una reacción alérgica, como picazón en los ojos y una erupción cutánea, si tiene asma.

Gran parte de la evidencia científica sobre los beneficios de las cebollas para el colesterol, el azúcar en la sangre y otros problemas de salud aún no son concluyentes, por lo que no debe dejar de tomar los medicamentos recetados por su médico.